05/01/2010 07:14 Hs.
Buenos Aires es la provincia que más impuestos cobra a los comerciantes

Con alícuotas del 3,13% sobre la facturación total Buenos Aires es la provincia con mayor presión fiscal. Cobra el impuesto a Ingresos Brutos más alto del país y está segunda en la carga tributaria después de Entre Ríos.

A- A A+

Ser comerciante en la provincia de Buenos Aires es verdaderamente una odisea fiscal, impositiva y tributaria. Así lo deja ver el informe que el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) hizo a pedido de la Cámara Argentina de Comercio.

También reconoce el estudio que Argentina es el país con mayor carga tributaria. Según esos datos, un comerciante argentino debe destinar el 8.46% de sus ventas totales a las obligaciones impositivas.

Nadim Algañaraz, Presidente del Instituto ataca al esquema de coparticipación al momento de encontrar las causas de este desbarajuste , “la causa de la mayor presión existente en Argentina, además de ser consecuencia de alícuotas impositivas elevadas, proviene de la estructura de financiamiento de los diferentes niveles del Estado”. Recordemos que los tres niveles de administración (estado nacional, provincial y municipal) aplican diferentes imposiciones al comercio. Lo curioso es que Ingresos Brutos en la provincia y la tasa de seguridad e higiene en los municipios gravan lo mismo pero sólo en las comunas se trata de una "contraprestación" al ser cobrada como tasa.

Según el informe esta situación se agravará este año ya que debido a la crisis económica “la Nación está cada vez más renuente a ceder fondos extras a las provincias, y estas siguen buscando mecanismos para financiarse acudiendo a los mismos sectores”.

Buenos Aires es la provincia con el impuesto de Ingresos Brutos más alto del país con un 4,5% de imposición mientras que el promedio a nivel nacional es del 3% aproximadamente.

Los municipios también agobian

La tasa de seguridad e higiene municipal es altamente conocida por todos los comerciantes a lo largo y a lo ancho de nuestra provincia. El 70% de los municipios bonaerenses cobran el tributo sobre un porcentaje de ventas mientras que el 30% restante lo hace con un monto fijo o de acuerdo a la cantidad de empleados. En representación del total de ingresos, los primeros representan un 0.73% y los segundos un 0,4%.

Sin embargo cabe destacar que no todas las imposiciones municipales son iguales ya que depende exclusivamente de la voluntad de la comuna. Por ejemplo, Azul es el distrito que menos cobra a los comerciantes, Almirante Brown con un 2,2% cobra 10 veces más.

Para aportar datos sobre algunos municipios más incluidos en el estudio de IARAF resaltamos algunas tasas: San Isidro (1,42 por ciento), Luján, (1,03 por ciento), Mar del Plata (0,87), Bahía Blanca (0,82), Pergamino y Chivilcoy (0,67), Tandil (0,48), Olavarría (0,46), Necochea (0,45) y Junín (0,31).

A nivel municipal, la presión tributaria aumentó un 45% entre 2002 y 2008.