09/02/2021 08:49 Hs.
brutal femicidio
Conmoción en Rojas: Asesinaron a puñaladas a una joven de 18 años y hubo una pueblada frente a la comisaría

Ursula Bahillo tenía 18 años. El principal sospechoso es su ex pareja, que había sido denunciado por violencia de género. El asesinato generó una masiva protesta frente a la Plaza San Martín y todo terminó con balas de goma, corridas y un patrullero prendido fuego.

A- A A+

El femicidio conmociona a la ciudad bonaerense de Rojas. La joven brutalmente ultimada se llamaba Ursula Bahillo y tenía 18 años. Quien está sindicado como autor del crimen es un efectivo policial, que de a cuerdo a versiones extraoficiales, luego del asesinato habría intentado quitarse la vida. Se trataría de Matías Ezequiel Martínez, de 25 años, integrante de la Policía Bonaerense.

Tras conocerse la trágica noticia, unos 200 vecinos protestaron frente la Comisaría de Rojas, donde se encontraba prestando declaración ante el Fiscal la progenitora de la joven que fuera asesinada, según trascendidos con un corte en el cuello. La madre de la víctima habló brevemente ante la multitud y acusó de inacción a la policía colonense y a los integrantes de la Comisaría de la Mujer.

"Hace meses habíamos denunciado el hostigamiento de esta persona hacia mi hija, hasta un fin de semana que fuimos a la comisaria de la mujer y nos mencionaron que no tomaban la denuncia porque era fin de semana", señaló Patricia Nassutti, mamá de Úrsula, de acuerdo a lo que detalló el medio local Rojas Ciudad. La Justicia le había impuesto una orden de restricción el 5 de febrero.

Según las primeras informaciones a la que accedieron los medios locales, aparentemente el homicida violaba reiteradamente una orden de restricción que no cumplía y las fuerzas policiales hicieron caso omiso a las denuncias por desobediencia formuladas por la víctima y su familia. Por la medianoche se vivió el momento de mayor tensión que minutos después desembocó en violencia. 

Los incidentes se desataron cuando los efectivos iniciaron un movimiento de dispersión, que sin duda generó mayor indignación ante los manfiestantes. En consecuencia, hubo piedrazos contra el edificio policial y un patrullero incendiado. Los uniformados repelieron el ataque con balas de goma. Desde las comisarias de la zona enviaron personal de apoyo hacia la ciudad de Rojas para evitar desbordes.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.