17/02/2020 12:35 Hs.
Crimen de los rugbiers: En Zárate sospechan que la funcionaria de Cáffaro en realidad no renunció

El asesinato de Fernando en Villa Gesell destruyó la imagen del Gobierno de Zárate. La Secretaria de Obras Públicas del Intendente Cáffaro resultó ser la madre de Máximo Thomsen, acusado de ser "coautor" del crimen. Luego del silencio de la Municipalidad, desde la Comuna trascendió que Rosalía Zárate renunció a su cargo. Sin embargo, no nombraron a nadie para su puesto y ahora aseguran que la funcionaria sigue trabajando desde su casa "hasta que la situación se normalice". "Sobre la supuesta renuncia confirmado oficialmente no hay nada", indicaron a LaNoticia1.com

A- A A+

El crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell a mano de un grupo de rugbiers dejó graves secuelas en el Gobierno de Zárate que gestiona el Intendente del Frente de Todos, Osvaldo Cáffaro. Una funcionaria de su gabinete es la madre del principal apuntado por el asesinato y desde la Comuna nunca supieron cómo manejar el tema sin perturbar la imagen del Gobierno.

El pasado 16 de enero, LaNoticia1.com había sido el primer medio bonaerense en dar cuenta que dentro de los detenidos se encontraba "el hijo de una funcionaria de la Municipalidad, de apellido muy conocido en la ciudad". Se trataba nada más ni nada menos que de Rosalía Zárate, la mamá de Máximo Thomsen que se desempeñaba Secretaria de Obras Públicas. 

De acuerdo a lo que pudo saber este medio, desde que ocurrió el brutal asesinato de Fernando en Villa Gesell, la funcionaria del Intendente Cáffaro "se abocó exclusivamente a los trámites judiciales" de su hijo ya que el padre de Máximo, Marcial Thomsen, con quien se encuentra separada, estaba de vacaciones en México cuando le avisaron lo que había pasado. 

A partir de ese momento, la Municipalidad de Zárate transitó largas semanas sin pronunciatrse sobre el tema. No brindaron sus condolencias a la familia de Fernando ni mucho menos, dieron detalles de la titular de Obras Públicas. El silencio y el hermetismo se prolongó hasta la semana pasada, cuando el Intendente Cáffaro brindó una conferencia donde también "se hizo el distraído".

Luego de que la situación de Máximo Thomsen se haya complicando tras la rueda de reconocimiento, Rosalía Zárate fue noticia porque desde la Comuna informaron que renunció a su cargo como secretaria de Obras Públicas. La madre del acusado de ser "coautor" del crimen en Villa Gesell, presentó su dimisión el viernes 24 de enero y la misma "fue aceptada" según el Ejecutivo comunal. 

Sin embargo, los vecinos desconfían de que Rosalía Zárate se haya desvinculado de su puesto en la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad. Según dejó trascender el municipio, la mujer renunció a su cargo como funcionaria, pero de acuerdo a lo que publicó el diario Clarín, "hay quienes afirman que la mujer sigue trabajando desde su casa hasta que la situación se normalice".

"Esto de que Rosalía Zárate en realidad se haya tomado una licencia y no haya renunciado es una sospecha que todos tenemos acá en Zárate", indicó el periodista local Matías Torres en diálogo con LaNoticia1.com. "Confirmado oficialmente hasta el momento no hay nada. Hace una semana Cáffaro brindó una conferencia de prensa donde habló poco y nada sobre este tema", precisó.     

Lo concreto es que en la presentación del Gabinete oficial de Cáffaro, Rosalía Zárate no figura en el organigrama, aunque hasta el momento nadie ocupó su lugar. "Pusieron a una persona de forma interina, que se llama Pablo Giménez y que ahora ocupará dos cargos porque también se desempeña como titular de Servicios Públicos. Todo da a pensar que hay algo detrás de todo esto".  

En conclusión, la sospecha de que Rosalía Zárate realmente no renunció a su cargo se genera a raíz de que dentro del gabiente, en su cargo no confirmaron a nadie de manera definitiva y desde el Municipio no hay un documento oficial que confirme la supuesta renuncia o pedido de licencia que trascendió en los últimos días por parte de la madre de uno de los rugbiers acusados.  

EL HIJO DE CÁFFARO NO ES EL SOSPECHOSO N°11:

En la última semana se viralizó en las redes sociales un posteo de Facebook que indicaba que el sospechoso número 11 en el caso del crimen de Fernando Báez Sosa se trataba de Luciano Cáffaro, hijo del Intendente Cáffaro. Pero el dato rápidamente fue desmentido por este medio, dando cuenta que se trataba de una "fake news", lamentablemente ya habituales en este tipo de casos.  

Además, fue el propio Luciano Cáffaro quien se encargó de desmentir la falsa información que circuló a través de las redes. En ese sentido, el hijo del jefe comunal utilizó el mismo instrumento para desestimar la acusación. "No, no estaba en Villa Gesell y tampoco soy rugbier", escribió el muchacho a través de una foto en su cuenta de Instagram donde se lo ve junto a un grupo de amigos.  

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Funcionarios relacionados

Intendente
2° Sección, Zárate