02/07/2020 09:31 Hs.
Detienen en Campana al primo de uno de los rugbiers de Zárate imputados por el crimen de Fernando Báez

Se trata de Juan Pérez Thomsen de 24 años. Fue detenido por "tentativa de homicidio" tras apuñalar a un cartero de Correo Argentino a quien previamente ya había amenazado de muerte por entregar mal una correspondencia. La víctima debió ser internada como consecuencia de las heridas. El agresor es primo de Máximo Thomsen, uno de los rugbiers detenidos por el brutal crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell.  

A- A A+

Un primo del rugbier zarateño Máximo Thomsen, uno de los ocho imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, quedó detenido este martes por tentativa de homicidio. El joven está acusado de haber apuñalado hace 20 días a un cartero en Campana. De acuerdo a lo que publicó el medio local EnlaceCrítico, durante el operativo la Policía también secuestró marihuana. 

Se trata de Juan Pérez Thomsen de 24 años, al que detuvieron en su casa durante un allanamiento por una causa caratulada como "tentativa de homicidio". La víctima es Claudio Chaul Bonin, de 22 años, empleado de Correo Argentino. Según denunció el 11 de junio repartía correspondencia y encomiendas en el barrio Siderca cuando sintió que, sin mediar palabra, alguien lo apuñaló por la espalda.

Al darse vuelta, Bonin vio que el agresor era Pérez Thomsen, a quien conocía del barrio. Lo reconoció por los tatuajes que el joven tiene en las manos. De acuerdo con su relato, el agresor le dio dos puntazos en la espalda y escapó. La víctima fue trasladada al Hospital San José y después a un sanatorio de la Ciudad, donde lo dieron de alta en 48 horas ya que las heridas fueron leves.

El caso quedó en manos de la fiscal, Dra. Ana Laura Brizuela, quien precisó el imputado ya había amenazado de muerte al cartero, que era conocido en el barrio. "A fines de mayo, el acusado le envió al cartero un mensaje en el que lo acusaba de haberse equivocado en la entrega de una correspondencia y le escribió textual la frase: 'Te voy a matar'", contó a Télam uno de los investigadores.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Así quedó el cartero atacado por el agresor.