14/05/2020 11:04 Hs.
macabro
Detienen en Luján a un contador de Morón que arrojó un cadáver descuartizado al río en plena cuarentena

Un hombre de 50 años oriundo de Castelar fue detenido anoche luego de haber sido sorprendido arrojando un cuerpo descuartizado al río en Luján. Tenía manchas de sangre y en su poder contaba con más de 20 mil dólares. "El sujeto sabe que está preso por homicidio, pero no quiere decir quién es el muerto", señalaron desde la Policía.

A- A A+

El terrible hecho ocurrió en Luján. Un hombre de 50 años, que dijo ser un escribano, llegó desde Morón cerca de las 21.00 a bordo un BMW de color celeste y estacionó en la zona del ex Balneario Municipal. Pero a un hombre que trabaja como sereno en la ribera le llamó la atención la llegada del rodado y dio aviso a la Policía. Cuando un patrullero se acercó, escuchó un sonido proveniente del rio. 

Era el ruido que hace un objeto al chocar contra el agua. Al bajar por la escalinata, los efectivos vieron un torso semi sumergido y enganchado a unas ramas. Pero también a un hombre calvo, de baja estatura que salía de la barranca con manchas de sangre. No opuso mucha resistencia a ser detenido. Según el medio local El Civismo, "el hombre parecía estar en estado de shock".

"Sabe que está preso por homicidio, pero no quiere decir quién es el muerto. Le preguntaron si le habían encargado deshacerse del cuerpo tampoco pero no dijo nada", dijo el comisario Rubén González en el lugar del tremendo suceso. "Hay viseras y manchas de sangre en la base. Y las zapatillas del tipo están llenas de sangre", agregó el funcionario policial en declaraciones a ese medio. 

El contador tenía las manos ensangrentadas y en el piso había restos de masa encefálica. En su poder había 20.700 dólares. A orillas del río, los agentes constataron el cuerpo sin vida y descuartizado. Según la versión que publicó PrimerPlanoOnline, el acusado que vive en Castelar habría sorprendido a la víctima robando en su escribanía de Morón. Ahora está detenido en la Comisaría 1ra. de Luján. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.