20/02/2020 10:45 Hs.
El Intendente de Arrecifes será papá a los 50 años: "La llegada de un nuevo hijo me rejuvenece"

Javier Olaeta, de Juntos por el Cambio, confesó que será papá por tercera vez. "Yo ya tengo 50 años y una familia muy chiquita. Natalia tiene una hija de 18 años y creímos que era el momento", explicó el alcalde.  

A- A A+

El Intendente de Arrecifes, Javier Olaeta, celebró el momento familiar que atraviesa y anunció que será papá por tercera vez. "Estoy muy feliz. Es un hijo que buscamos con Natalia, mi compañera. Yo ya tengo 50 años y una familia muy chiquita. Natalia tiene una hija de 18 años y creímos que era el momento, que a todos nos haría muy felices", confesó emocionado. 

El alcalde de Juntos por el Cambio reveló detalles muy duros de su vida familiar y en ese sentido precisó: "Perdí a mi padre muy prontamente, también a mi tío. En mi familia somos solamente mi madre, mi hermano Germán y mis hijos Martina y Fran". "Somos poquitos", remarcó el Intendente una extensa entrevista en los estudios de Radio Uno (107.1).

Olaeta manifestó que está "entrando en una nueva etapa de la vida". En ese contexto, el jefe comunal celebró la posibilidad de poder ser padre a los 50 años. "La llegada de un nuevo hijo me rejuvenece, me da más energías y también me sensibiliza, por qué no. En este último sentido me va a venir bien ya que me critican que soy muy duro", bromeó.

"Natalia está embarazada de tres meses y medio y aún no sabemos el sexo del bebé, aunque tengo la corazonada que va a ser un varón. Quiero agradecerle a mis hijos Martina y Fran por el acompañamiento y por supuesto a Natalia por darme esta hermosa posibilidad de ser padre por tercera vez", concluyó el Intendente, según publicó el portal Noticias Arrecifes. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.