10/12/2018 11:25 Hs.
En 9 de Julio, la familia de Nacho Fernández también festejó con River: "Todavía no caemos"

El volante de 28 años fue confirmado a último momento por Gallardo para jugar contra Boca y terminó siendo la gran figura del "Millonario" en la Superfinal de la Copa Libertadores. Los vecinos de la localidad de Dudignac fueron a celebrar con sus padres y los llevaron en caravana para festejar por todo el pueblo. "Nunca habíamos vivido algo así", contó emocionada la familia del futbolista a LaNoticia1.com. 

A- A A+

En el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid, River Plate se consagró campeón de la Copa Libertadores venciendo 3 a 1 en una histórica superfinal a su eterno rival: Boca Juniors. El nuevejuliense "Nacho" Fernández, que fue confirmado a último momento dentro del equipo titular, resultó ser una de las figuras principales del conjunto de Marcelo Gallardo para superar al "Xeneize" en un partido que quedará para el recuerdo.

En 9 de Julio los festejos se hicieron sentir por parte de los hinchas "Millonarios" quienes celebraron con la imagen de su vecino más destacado, Ignacio Martín Fernández, el mediocampista de River que desde hace años brilla en el equipo de Núñez. En el Club Atlético y Social Dudignac, institución deportiva donde se inició "Nacho", los socios vieron el partido y festejaron el triunfo de la "Banda".

Dudignac es una localidad argentina del centro de la provincia de Buenos Aires que se encuentra a 40 kilómetros al sur de la ciudad de 9 de Julio. Accediendo por la Ruta Provincial 65 llegamos hasta la casa de Sara Fernández, la mamá de Nacho, que anoche sin esperarlo fue anfitriona de una multitudinaria fiesta improvisada que tuvo lugar en la puerta de su casa. 

Sara prefirió ver el partido sola "porque sufre de los nervios". Cuando el encuentro finalizó, explotó en llanto al ver a su hijo alzar la tan preciada Copa Libertadores antes los ojos del mundo. Tras la coronación, una gran cantidad de vecinos de Dudignac se acercaron a la casa de la mujer para felicitarla por el inmenso logro que había alcanzado su hijo, siendo una de las figuras de la final.

"Todos los vecinos se reunieron en la puerta de la casa de mi mamá para festejar. Ella justo tenía una Copa que era de Nacho y la sacó a la calle para celebrar con los vecinos", relató a LaNoticia1.com Soledad, la hermana de Nacho Fernández que increíblemente vivió el partido junto a la familia de su marido. "Ellos son todos bosteros, asique fui la única alentando a River", contó entre risas.   

"Todos los hinchas de River se juntaron en el club hasta que dijeron 'vamos a festejar con Sara' y cayeron todos a la puerta de mi mamá. Luego fueron en caravana hasta la casa de mi papá -que vive con su pareja en otro domicilio-. A él lo subieron en una camioneta y fueron todos juntos en una marea de autos y motos para festejar en el centro de la localidad", agregó. 

Según comentó Soledad, la familia Fernández nunca jamás había vivido una situación similar desde que viven en Dudignac. "Es la primera vez desde que Nacho está en River que se vive una locura así en el pueblo", confesó la joven quien comentó que desde que vio a su hermano levantar la Copa Libertadores no para de llorar. "Fue una emoción inmensa verlo brillar en la tele, ante ese rival y en ese estadio", reconoció.

Nacho Fernández tiene 28 años y es el menor de cuatro hermanos. Cuando cumplió sus dos años, allá por enero de 1992, su familia decidió mudarse a Dudignac por cuestiones laborales. "Mis viejos son médicos, estaban haciendo la residencia en Castelli y se vinieron a trabajar al Hospital de acá cuando Nacho era chiquito", detalló la hermana del futbolista de River.   

Allí asistió al Jardín 905 y a la Escuela N° 15 José María Paz, las únicas dos instituciones educativas que hay en el pueblo donde ya mostraba su amor por la pelota. En el Club Atlético y Social Dudignac dio sus primeros pasos en el fútbol y cuando apenas cumplió 12 años decidió irse solito a vivir a la casa de su abuela en La Plata para perseguir su sueño: Ser fubolista profesional.   

  

"A pesar que él se fue de muy chiquito de acá, siempre que tiene un fin de semana viene a visitar a su familia y a sus amigos. Ellos son un montón, tienen una peña y siempre se juntan a ver los partidos y a alentarlo. Algunos de sus amigos son de Boca y a pesar que su equipo perdió, anoche muchos estaban contentos por el logro que había alcanzado Nacho en España", contó Soledad.  

Por último, la joven aseguró que todavía no pudo hablar con su hermano: "Él ahora está con su esposa y uno de mis hermanos. Sabíamos que estaban de festejo asique solo le mandamos un mensaje". Finalmente, no ocultó su emoción por todo lo vivido: "Mi mamá no cae todavía, no toma dimensión. Y yo también me la paso llorando. Es un logro irrepetible", concluyó emocionada. 

Del Dudignac a conquistar el mundo: 

Fue justamente en ese club donde Nacho Fernández pudo demostrar su virtuosismo futbolístico: Gambeta larga, buen trato de pelota y gran visión de juego. Con tan solo 12 años, el "enganche" partió de Dudignac a probar suerte en un equipo de la primera división del campeonato argentino. Y así fue que llegó al "Lobo" en el año 2005 con edad de Octava División.

Debutó en Primera División el 2 de octubre de 2010 (Gimnasia 2 - Argentinos 4). En el Apertura 2010 jugó solo un partido, ninguno como titular y no convirtió goles. Eran tiempos difíciles para un club que hacía varios años luchaba por mantener la categoría.Sin embargo, su suerte comenzó a cambiar y con el tiempo el joven fue forjando su carrera. 

En 2011 fue cedido por un año en Temperley. En el "Gasolero" marcó 10 goles en los 25 partidos jugados por el torneo siendo el goleador del "Celeste" en la temporada y además marcó un gol en la Copa Argentina 2011/12. Ese año, el volante registró un gran promedio de gol en la tercera categoría del fútbol argentino y demostró que estaba para algo mayor

Al finalizar su préstamo en julio de 2012 regresó a Gimnasia donde también tuvo continuidad como volante por la izquierda, habiendo marcado 3 goles en el torneo de la B Nacional y uno válido por la Copa Argentina 2012/13. Luego de lograr el ascenso, ya en la máxima categoría, jugó el primer partido de su equipo en el Torneo Inicial 2013 frente a River Plate. 

A base de goles y buenas actuaciones, Marcelo Gallardo posó sus ojos en él y a comienzos del año 2016 se sumó al plantel de River Plate,​ haciendo su debut como titular en uno de los Superclásicos de verano, con una buena actuación. Luego se convirtió en uno de los jugadores habitualmente titulares, siendo uno de los pilares del equipo en el primer semestre del año 2017. 

Nacho Fernández tuvo su actuación consagratoria en marzo de este año cuando después de 42 años, River le volvió a ganar una final a Boca y se consagró campeón de la Supercopa Argentina. En aquel partido llevado a cabo en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, el volante nuevejuliense la romipó y fue una pieza clave en el esquema del "Muñeco" Gallardo.  

Sin embargo, este domingo el joven bonaerense alcanzó la gloria máxima al coronarse campeón de la Copa Libertadores nada más ni nada menos que frente a Boca y en el estadio del Real Madrid. Junto al colombiano "Juanfer" Quintero, el nuevejuliense fue una de las máximas figuras del equipo "Millonario" que este fin de semana alcanzó su logro más importante de la historia. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
El papá de Nacho Fernández celebra junto a los vecinos.