15/07/2020 17:00 Hs.
CORONAVIRUS EN PROVINCIA DE BUENOS AIRES
La Plata: Más historias sorprendentes del local que decidió regalar milanesas a los que donen plasma para COVID-19

El negocio familiar llamado "Monstermila" se caracteriza por generar iniciativas solidarias. Para ello postea en sus redes publicaciones que exceden lo gastronómico para expresar puntos de vista sobre Malvinas o "plantarse" contra los escraches a los médicos. También recurren al humor mezclado con lo social con denominaciones como "milatriarcado" o "empandemia".

A- A A+

Por Ramiro Pablo Gómez

Un local gastronómico especializado en milanesas tuvo una iniciativa con grandes repercusiones. “Monstermilla” se propuso regalar la “milanesa que quieras” a quien presente certificado de donación de plasma. Otras movidas solidaria de esta empresa y recursos humorísticos o sociales.  

La propuesta surgió al ver la poca donación de plasma sanguíneo con respecto a las cantidad de contagiados pero se inscribe en una modalidad solidaria de este negocios familiar.

“Es poner nuestro granito de arena”, le contó Jimena de "Monstermila" a LaNoticia1.com. De la noche a la mañana, se convirtieron en "meme":

“Trae un certificado que donaste plasma, y nosotros te regalamos la milanesa que quieras” es la propuesta que los viralizó pero a principios de julio habían lanzado otra que no “explotó” en los medios pero tiene la misma esencia solidaria.

“Si llego la noche y realmente no tenes para comer vos o darle de tu comer a tu familia, escribinos, algo te armamos y podes pasarlo a buscar”, explicaban desde sus redes sociales el primero de julio.

Desde el local gastronómico contaron a LaNoticia1.com que “todas las noches le dábamos una mano a un par de familias q se ponían en contacto con nosotros para q puedan comer algo. No es mucho pero creemos q todo suma”.

Al principios de la pandemia habían hecho otra propuesta más que no escaló en la opinión pública pero llegó donde debía llegar. “Vamos a regalar una milanesa por día a alguna guardia de hospital o comisaría. Hoy empezamos por llevarle una al Hospital Gutiérrez. ¿Quién se suma?”, lanzaban desde sus redes.

No solo se caracterizan por “movidas” solidarias sino por el ingenio para generarlas o para calificar a sus productos. “Comienza el milatriarcado”, enfatizaron. Esa frase le pone humor a la disputa entre patriarcado y matriarcado, categorías que no tienen que ver con lo gastronómico sino con un ordenamiento social.

Otra denominación que bordea lo humorístico es la de “empandemia”. Al respecto expresaron: “Ahora que ya están bautizadas, no queremos que nadie nos pida empanadas eh”.

Otra decisión comercial pero, a la vez, social fue no subir los precios de sus productos en Pandemia. “Buscan hacerse ricos o por lo menos explotarse los bolsillos a costa de lo que estamos viviendo”, se quejaban sobre los comercios que incrementaban sus valores en un momento de crisis.

En sus redes aparecen referencias a las Malvinas Argentinas por el 2 de abril, el apoyo a los trabajadores de la salud por escraches recibidos o el reconocimiento a los científicos en la búsqueda de soluciones contra el coronavirus.

 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Javier Zamudio es su dueño