10/02/2021 19:51 Hs.
Los transportistas escolares se preparan para la vuelta a clases: “La situación sigue siendo caótica y complicada”

Luego de un año sin trabajar se acerca la vuelta a clases presencial. Lo cierto es que muchos de los trabajadores no podrán retomar la actividad por el deterioro de las unidades. Además, piden por una Ley que los asista y adelantan los protocolos que llevarán adelante.

A- A A+

Pablo Camacho, referente de Apoeta (Asociación de propietarios de transportes escolares de la ciudad de Buenos Aires) dijo en diálogo con LaNoticia1.com que los problemas se agravaron ya que “el tiempo sin trabajar se incrementó”, llegando al año sin actividad.

“Venimos del receso de verano, tuvimos la colonia de vacaciones, pero en CABA somos 1450 unidades habilitadas de transporte escolar y costó reunir 300 unidades para la colonia porque mucha gente no tuvo los medios para habilitar, no tuvo posibilidades de acomodar la parte legal, verificación técnica, seguros y los vehículos tuvieron deterioros también”, señaló.

Algunos de los problemas que presentaban eran debido a “baterías, vidrios rotos, otros no pudieron pagar la cochera quedaron en la calle y hoy están deteriorados o chocados con diferentes roturas que hacen que los transportistas no puedan poner en condiciones sus unidades para volver trabajar”.

En este sentido, Camacho lamentó: “No tuvimos ayuda de los gobiernos, hay algunas provincias del interior que desde el municipio han recibido alguna ayuda mínima pero la recibieron, la realidad es que la ley 27591 que se trata de una ayuda al transporte escolar creemos que está próxima a implementarse en estos días. Tenemos reuniones con los funcionarios para ver en qué situación está la semana próxima”.

El referente, explicó que es necesario que se implemente esa ley ya que, en principio en el 2020, se trataba de una  cuestión alimentaria y, en muchos casos, lo sigue siendo. “Hay mucha gente mayor de 55 años que no pudo reinsertarse en el mercado laboral, por diferentes motivos, en muchos casos por ser de riesgo, es un sector que tiene mucha gente grande, muchos señores y señoras mayores de 60 años que manejan una combi. Llevan una vida haciendo el mismo trabajo”, explicó.

En otros casos esa ayuda serviría para poder poner las unidades en condiciones para poder salir a trabajar. “Estamos cerca del comienzo de clases y son muchas las familias que estuvieron paradas. Tenemos autorización para volver y protocolo autorizado es importante que la comunidad educativa sepa esto, en contexto de pandemia uno quiere estar seguro de dónde viajan los chicos y de qué manera”.

Los protocolos son similares a los que se utilizan en la cotidianeidad, pero a bordo del transporte: tapaboca en choferes, alumnos, desinfección de manos antes de subir, toma de temperatura, cabina aislante del conductor, limpieza en húmedo con agua y detergente.

“No se pueden usar métodos en seco, no se barre, no se aspira, la desinfección es con productos nobles porque son chicos los que viajan, según las asociaciones que tratan tema de salud pediátrica indican que los chicos tienen carga viral más baja y no manifiestan la enfermedad, entonces la desinfección se hace con productos de alcance que son cotidianos para el conductor y de fácil colocación”, señaló el transportista.

Por ejemplo, cuando los chicos bajen del micro se procederá a desinfectar con agua y lavandina en pisos y alcohol con todo lo que tiene sujeción de manos, respaldos, pasamanos y asientos con alcohol al 70%.

Por otra parte habrá una Declaración Jurada por el personal y padres donde se comprometen a cumplir con el protocolo. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Foto: Municipalidad de Santa Rosa