25/02/2021 13:46 Hs.
Mar del Plata: Dejaron macerar 600 litros de cerveza bajo el mar y al retirarlas no estaban más

Tres cervecerías marplatenses estaban llevando a cabo un proyecto que consistía en dejar macerar 600 litros de cerveza a 20 metros de profundidad y a 3 millas del puerto. Cuando fueron a retirar las barricas, no estaban más.

A- A A+

Un ambicioso proyecto de tres cervecerías se vio truncado por la desaparición del material clave, 600 litros de cerveza que estaban macerando en el fondo del mar desde diciembre del 2020. Cuando los fueron a retirar para seguir con el proceso no estaban. Radicaron la denuncia de la desaparición en la sede de la Prefectura y en la Fiscalía Federal Nº 1.

“Era un proyecto muy didáctico: sabíamos que se hacía en otros lugares del mundo pero nunca antes se había hecho acá y a tantos metros de profundidad. Perdimos plata pero más que nada lo que molesta es que este proyecto tenía valor sentimental y nos quitaron la posibilidad a muchos de aprender de esto”, expresó Juan Pablo Vincent, propietario de un de las cervecerías.

Para lograr hundir las barricas de cerveza se contactaron con la Escuela de Buceo Thalassa.Tras obtener la autorización de la Prefectura Naval Argentina 600 litros de cerveza de las firmas Heller, La Paloma y Baum viajaron al fondo del mar para macerarse enjauladas a 20 metros de profundidad.

La segunda etapa consistía en retirarlas de esas profundidades y continuar con el proceso de producción pero cuando fueron a buscarlas no estaban más. “Todos coinciden en que fue algo intencional. No lo sabemos, pero sí es evidente que alguien estuvo ahí y las soltó intencionalmente. Desconocemos con qué fin, pero ya hicimos la denuncia”, explicaron.

“No se puede tomar esa bebida directamente de las barricas. Hay que mezclarla con otra que tenemos en tanques acá en tierra, gasificarla, y demás. Por ahí no se las robaron las barricas pero sí las quisieron extraer del agua pensando que eran otra cosa y después las dejaron sueltas y ahí la marea se las llevó”, dice Juan Pablo Vincent, propietario de Baum.

Los 600 litros de líquido iban a ser mezclados con 500 almacenados en tanques de las compañías cerveceras locales. Iban a quedar unos mil litros (2000 mil botellas) para comercializar bajo el nombre de “Kronomether”, una antigua embarcación de la ya extinta Unión Soviética.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
En diciembre los bajaron a 20 metros de profundidad