27/09/2010 18:58 Hs.
Moyano lanzó su primera convocatoria como Presidente del PJ bonaerense

Hugo Moyano, el actual jefe del Partido Justicialista bonaerense y secretario general de la CGT, convocó a los integrantes del Consejo provincial del partido. Deberá enfrentarse a los Intendentes del Conurbano que se oponían a su nombramiento.

A- A A+

El camionero, pretende así defender las políticas del gobierno nacional conducido por Cristina Fernández de Kirchner y además “amansar” a los intendentes “barones del conurbano” que se mostraron adversos a su figura como titular del PJ en la provincia.

La idea de Moyano es lograr consensos con los jefes comunales y delinear un discurso lo más uniforme posible de cara a las elecciones de 2011.

En la mesa partidaria, el sindicalista espera sentar a las 18.00 de este martes al actual conductor de la Federación Argentina de Municipios e intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, y detrás de él, a Hugo Curto de Tres de Febrero, Luis Acuña de Hurlingham, Alberto Descalzo mandamás de Ituzaingó, Raúl Othacehé de Merlo, Mario Ishii jefe comunal de José C. Paz y el siempre polémico intendente de Quilmes y dirigente gremial de la Unión Obrera Metalúrgica, Francisco “Barba” Gutiérrez.

El camionero asumió al frente del PJ de la provincia, el 24 de agosto pasado tras el accidente cerebro vascular del que se recupera el vicegobernador bonaerense Alberto Balestrini.

Resistido por muchos de los 47 miembros del Consejo, Moyano viene soportando la queja de la mayoría de los intendentes que lo integran y que habían negociado con Néstor Kirchner la creación de una Comisión de Acción Política para detener al embestida “moyanista” que aún especula con ser candidato a la gobernación provincial.

Parte del juego del sindicalista es lograr en las conformaciones de las listas que competirán en 2011, una mayoría de hombres ligados a los gremios como integrantes de las mismas, con o sin colectoras.

Su estrategia también incluye la realización de un acto –que viene organizando sigilosamente-  para el próximo 15 de octubre en el estadio de River Plate, donde intentará sacar a relucir su poder de fuego.

Con todo, el único aliciente para Moyano es la tregua que le dieron los intendentes que, avisaron, llegarán a la sede del PJ bonaerense a “escucharlo sin buscar confrontar”, por ahora.