17/09/2020 17:37 Hs.
ENTREVISTAS EN LN1
Nueva cuarentena: "El AMBA va a seguir en fase 3", aseguró funcionaria de salud bonaerense

A días de una nueva extensión de la cuarentena, Leticia Ceriani, encargada de monitorear la pandemia en la Provincia, aseguró que el área metropolitana seguirá en aislamiento ya que "no es momento" de una apertura generalizada. "Se evaluará la posibilidad de incorporar alguna actividad", agregó. Sobre el amesetamiento de los contagios afirmó que es una "estabilidad delicada" y "no una situación para relajarse". La Licenciada en psicología manifestó que el retroceso a fase 1 "es una carta que hay que guardarla si hay un crecimiento de casos". En relación a los municipios que no respetan las fases epidemiológicas expresó que "están poniendo en riesgo serio a esa población". Además, la cantidad de testeos, porqué no miden el número R cero y si el porcentaje de camas UTI que publican diariamente corresponden a las vacías o las operativas.

A- A A+

Por Ramiro Pablo Gómez

La licenciada en Psicología, Leticia Ceriani es la funcionaria a cargo de monitorear la pandemia en la provincia de Buenos Aires dentro del Ministerio de Salud. En vísperas de la nueva extensión de la cuarentena descartó una apertura generalizada y explicó de qué se trata este “amesetamiento” de casos que transita la Provincia. "No es una situación para relajarse ni para pensar que estamos cerca de que esto se termine", enfatizó.

Sobre los municipios que habilitaron actividades no permitidas por las fases de la Provincia dijo que "están poniendo en riesgo serio a esa población" y a los distritos que los rodean.  Se refirió a los crecimientos de casos en General Pueyrredón, Tandil y Bahía Blanca. En relación al distrito bahiense aseguró que la gestión de Axel Kicillof le ofreció "recursos para hacer vigilancia activa y no fueron tomados". 

- Se habla de un amesetamiento de los contagios en la Provincia con números que varían entre los 5 mil,  6 mil, 7 mil casos. Hace un mes había 4500 aproximadamente y hace dos, 2500/3000, es decir, se fue incrementando. ¿Cuáles son los indicadores que toman para considerar la situación como estable?

Tiene que ver con lo que viene sucediendo hace unas semanas. Obviamente hay diferencias entre los días, los fines de semana siempre baja por la cantidad de hisopados que se realizan esos días y por una cuestión de carga de resultados. Si uno mira día por día va a ver oscilaciones, eso va a seguir siendo así, pero lo que hay que mirar es en lugar de la foto la película, la curva. Lo que se observa es que hace unas semanas hay cierto amesetamiento aunque en un número alto de casos. Es una estabilidad delicada pero vemos que la curva no asciende a la misma velocidad que antes. Algo similar se observa con el porcentaje de ocupación de camas que está alrededor del 60%  hace varias semanas y es otro indicador del que estamos muy pendientes. 

- ¿Esta situación de amesetamiento es excepcional o ya sucedió en otros momentos de la pandemia?

Ya hemos tenido otra situación de amesetamiento que después tuvo un pequeño pico y por eso no es una situación para relajarse ni para pensar que estamos cerca de que esto se termine. Es un momento donde no estamos viendo un crecimiento tan exponencial pero no quiere decir que estemos próximos a que los casos bajen y no podemos anticipar que no vaya a haber otro pico. Ojala que venga un descenso de la curva. 

- ¿A qué factores le atribuyen este amesetamiento?

A varias cuestiones como la restricción en la circulación ya que si bien se fueron generando habilitación de actividades es cierto que todavía sigue habiendo una circulación menor a lo que sería fuera de pandemia. El sistema de fases que tenemos en la Provincia ha hecho que algunos municipio que habían avanzado hacia una fase de distanciamiento hayan retrocedido a la fase de aislamiento y eso también generó un freno en la velocidad de los contagios. La vigilancia activa, la búsqueda de casos, el programa detectar, el fortalecimiento del programa de salud. Todo lo que se viene haciendo ayuda a que el sistema de salud no se sature ya que esa es la diferencia sustancial entre vidas que se salvan o se pierden. 

- Este lunes el Minisitro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, dijo en conferencia de prensa que “habría que pasar de la palabra cuarentena a la palabra protocolo” pero expresó que esa decisión se debería tomar en el momento adecuado. Dado que estamos a días de la nueva extensión de la cuarentena ¿Cómo se tiene que interpretar esa frase?

Ese es el objetivo que todos tenemos, que en algún momento, con los protocolos adecuados se pueda pasar hacia fases con mayor cantidad de actividades habilitadas. Es algo que viene sucediendo en algunos municipios y queremos que suceda en toda la Provincia pero si bien tenemos este amecsetamiento de casos no es este el momento. Todavía tenemos municipios en el AMBA y el interior con muchos casos diarios y es necesario seguir en fase 3 o aislamiento. El objetivo es ir habilitando actividades para poder avanzar hacia la recuperación de algo de aquella normalidad que no va a ser posible hasta que no este la vacuna. Hay muchas actividades que solo van a ser posibles solo con la vacuna y un porcentaje alto de la población inmunizada. Hasta que eso no suceda tenemos que seguir con medidas de aislamiento y distanciamiento. Se ira evaluando que municipios avanza o retroceden.

- Entonces para el lunes, que comienza una nueva cuarentena, no están pensando en la palabra protocolo.

No no, vamos a seguir con el sistema de fases tal como lo tenemos hasta ahora y se evaluará entre viernes y lunes, como todas las semanas, en que fase está cada municipio. Seguramente los del AMBA van a seguir en fase 3. Lo que ha venido sucediendo estas semanas, por la dinámica de la pandemia, es que muchos municipios han retrocedido de fase. Eso es lo que avisamos que iba a suceder ya que el virus no se queda en el AMBA, circula, y hay municipios como General Pueyrredón, Bahía Blanca o Tandil, que tienen un comportamiento bastante similar a distritos del AMBA.

Este sistema de fases va a seguir y, en todo caso, se evaluará la posibilidad de incorporar alguna actividad pero para nada estamos pensando que el AMBA avance hacia una fase de distanciamiento en los próximos días. 

- A partir del 21 de septiembre, en esta nueva cuarentena, ¿Qué podemos esperar?

Teniendo en cuenta el amesetamiento podemos pensar en continuar este sistema de fases como lo tenemos. Tal vez se incorpore alguna actividad en alguna fase, eso se está terminando de definir. También implica decisiones con otras jurisdicciones, con la Ciudad en particular y Nación. Tratamos de tomar las decisiones en forma consensuada y compartida, entonces todavía no está 100% definido. Seguramente no va a ser una avance hacia el distanciamiento y vamos a seguir en el AMBA con esta fase de aislamiento en términos muy similares a los que tenemos hoy.

- ¿La posibilidad de ir hacia una fase 1 existe?

Ahora que el número está estable me parece que ese retroceso de fase es una carta que hay que guardarla si eventualmente se vuelve a producir un crecimiento. Hoy los casos están estables y entendemos que podemos seguir como estamos. Obviamente se evalúa todos los días y si la semana que viene hubiera un pico se evaluará. Con dos semanas de estabilidad entendemos que podemos continuar en esta situación. 

- Hay municipios bonaerenses que habilitaron actividades que no se corresponden con la fase epidemiológica que determina la Provincia. Gimnasios en San Isidro, Tandil y Olavarría, comercios no esenciales que abren la atención al público en Bragado con fase 3, Castelli anunció reuniones sociales hasta 10 personas. ¿Cuál es tu opinión?

Cada vez que se incorpora una actividad a una fase sale por resolución. Están reguladas y claras las actividades que la Provincia habilita de acuerdo a las fases. Es cierto que sucede que muchos intendentes toman decisiones por fuera de lo que la Provincia habilita. Eso es un problema porque no están reconociendo una regulación provincial pero además es un problema en términos sanitarios ya que la fases están pensadas de acuerdo a cuanto aumenta la circulación al habilitar esas fases. Entendemos que esos municipios están poniendo en riesgo serio a esa población. 

- ¿Esto no implica un efecto espejo que pueden tomar otros municipios?

Si e incluso aquellos distritos que toman la decisión de sostener el sistema de fases y articular con la Provincia se ven en una situación compleja porque probablemente tengan municipios al lado que habilitan actividades que no están permitidas. Siempre que alguien decida pasarse de la norma genera problemas.

- El intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, dijo que “hoy no sirve bajar de fase. Es una etapa superada y agotada. Hay que aprender a convivir con la enfermedad”.  Estamos a seis meses de la vacuna y para algunos parece que convivir con la enfermedad es empezar a abrir o por lo menos no retroceder. Para vos ¿Qué es convivir con la enfermedad en este contexto?

Me llama la atención que el intendente plantee esto porque hemos tenido comunicaciones frecuentes e incluso una reunión hace dos meses donde ya planteábamos la situación compleja en la que estaba Bahía Blanca y poníamos a disposición recursos de la Provincia para hacer vigilancia activa y no fueron tomados.

Vemos las consecuencias de los no retrocesos, sabemos que la idea de que la pandemia se regula sola no es lo que sucede o sucede a un costo altísimo de vidas humanas y de ninguna manera podemos dejarlo librado a que el virus circule y la población se inmunice. Sabemos que no da resultado y, por el contrario, el aislamiento si da resultado. La prueba está incluso en municipios como General Pueyrredón que estaba en una situación muy compleja y ahora sigue con alto números de casos pero ha logrado cierta estabilidad retrocediendo a fase 3. 

Retroceder de fase suena a un mero trámite administrativo pero quiere decir restringir la circulación y cada vez que eso sucede ha tenido un efecto en términos de reducción de contagios. Hasta que tengamos la vacuna sabemos que esa es la única medida. Con la vacuna circulando podemos discutir estrategias y fases pero ese panorama hoy no existe. La única herramienta probada es la restricción de la circulación. 

- El debate por la cantidad de testeos recorrió toda la pandemia. La Provincia tiene un promedio de 11 mil por día y llegó a un pico de 15 mil. ¿La cantidad es la ustedes consideran como adecuada o hace falta testear más? ¿Con que limitaciones se encuentran? ¿Qué pasa con el procesamiento de los laboratorios?

Cuando uno habla de exigencia del sistema de salud, esta misma exigencia se ve con los laboratorios y arrancamos la pandemia con 6 laboratorios y hoy tenemos cerca de 60. Se comenzó procesando un promedio de 600 muestras, ahora estamos en 11 mil. Esto genera una saturación de los laboratorios y demora en los resultados pero seguimos teniendo los resultados dentro de las 72 horas que es lo que tenemos establecido por protocolo. No está atado esto al número de hisopados. Se está hisopando a todas las personas que tienen criterio para ser hisopadas, es decir, las que presentan síntomas compatibles con la enfermedad. 

En el caso del AMBA se avanzó junto con Nación en la posibilidad de confirmación por nexo de las personas convivientes de los casos confirmados pero lo cierto es que se sigue hisopando a todo aquel que lo requiere. Tanto en los hospitales como en los sistemas de emergencia de los municipios que suceden en domicilios o en vigilancia activa. Mas que hisopar en cantidad tiene que ver con hacerlo adecuadamente porque eso nos va a permitir tomar una conducta u otra, aislarla o no. 

- El número R cero de potencial de transmisión del virus dice que quien tiene COVID puede contagiar potencialmente a 4 personas y así sucesivamente entonces hay que bajarlo a 1 o menos. ¿Cuál es ese número en la Provincia?

Se puede calcular pero no es un indicador que nosotros tomemos. Nos parece que no es un indicador que nos sirva para tomar decisiones sanitarias. Se construye con distintas elementos y la Ciudad lo construye con algunos, nosotros con otros, entonces tampoco nos sirve a los fines de comparar. Nos parece que no es un indicador que nos sirva para monitorear como está la situación de la pandemia ni para tomar decisiones sanitarias. En este momento nos parece que el indicador más importante, además de la cantidad de contagios y fallecimientos, es el porcentaje de ocupación de camas. Eso va a marcar la diferencia entre vidas que se salvan o se pierden. 

- El porcentaje de ocupación de camas que difunden a diario desde la Provincia ¿Son las vacías o las operativas?

Cuando nosotros hablamos de porcentaje de ocupación estamos solo teniendo en cuenta las camas operativas. Son camas que están desocupadas pero en condiciones de ser utilizadas. Una cama que no cuenta con los profesionales para atenderla no se cuenta como una cama disponible.

 

 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Es Subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización de la Prov. Bs A

Funcionarios relacionados

Ministro de Salud
Buenos Aires
Intendente
6° Sección, Bahía Blanca