11/05/2021 17:32 Hs.
Otra vez Tandil vs Provincia: Lunghi discutirá la suspensión de la presencialidad educativa y se viene un nuevo round

El intendente radical Miguel Lunghi ya se enfrentó a la gestión de Axel Kicillof en el 2020 cuando armó un semáforo epidemiológico propio e independiente del implementado por la Provincia. Ahora debe suspender las clases pero el jefe comunal sostiene que “es lo último que se tenía que cerrar” y no está de acuerdo.

A- A A+

Tandil bajó a fase 2 epidemiológica tras registrar altos contagios y poner en tensión el sistema sanitario. Una de las restricciones que debe aplicar es la suspensión de la presencialidad educativa. Sin embargo, el intendente radical Miguel Lunghi, expresó su desacuerdo y los discutirá con la gestión provincial.

“No tenemos infectados ni grandes movimientos de transporte, ni aglomeración a la salida. Hay muy pocas burbujas aisladas. Nos comunicaremos con Bianco (Jefe de Gabinete provincial), a ver si se puede hacer algo al respecto. Las otras medidas, no va a haber más que acatarlas”, expresó Lunghi al medio local ABCHoy.

Los criterios que utiliza la Provincia para ubicar a un municipio en fase 2 son la incidencia de casos quincenal (más de 500 contagios cada 100 mil habitantes) y una ocupación de camas mayor al 80%. En ese sentido, Tandil registró 884 contagios cada 100 mil habitantes y promedió el 87% de camas UTI ocupadas.

Miguel Lunghi aclaró que va a acatar las medidas restricticas que incluyen cierre comercial y gastronómico entre las 20.00 y las 06.00 y prohibición de circular entre las 20.00 y las 06.00 para no esenciales pero puso en duda el cierre de la presencialidad.

“Son 2300 burbujas en Tandil y en las escuelas se han comportado muy bien. Además, es una semana sí y una no. Yo dije que para mí era lo último que se tenía que cerrar. Es mi opinión y la mantengo”, enfatizó.

Mientras el jefe comunal sostiene que el contagio está “en las reuniones sociales y las juntadas” todos los municipios de fase 2 (hay 52 comunas) acatan la suspensión de la presencialidad educativa. No hay excepciones.

Las diferencias entre Tandil y Provincia del 2020

No es la primera vez que el municipio tandilense se enfrenta con la gestión de Axel Kicillof. El año pasado, cuando la primera ola acechaba al interior bonaerense, Lunghi, implementó un semáforo epidemiológico para auto determinar cierres locales dejando en segundo plano el sistema de fases que la Provincia aplica en los 135 municipios.

De esa manera, las actividades que se suspendían (o no) eran determinadas de forma autónoma por el municipio. Lunghi argumentaba que "no se puede manejar la pandemia a 375 kilómetros de distancia” y la Provincia respondía que no quería una situación de "anarquía" en cada uno de los 135 municipios.

Las diferencias se zanjaron cuando la Provincia advirtió que el municipio que no cumpla con el sistema de fases quedaba afuera del fondo turístico bonaerense. Es decir, mantener su rebeldía le costaba una represaría económica. Finalmente, Tandil cedió y se acomodó al resto de la Provincia.

Otra diferencia surgió a fones de noviembre cuando Lunghi pretendía comenzar con las clases en febrero y la Provincia apuntaba hacia marzo. Este nuevo enfrentamiento en torno a la presencialidad educativa recien comienza.

 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Lunghi no quiere suspender la presencialidad educativa

Funcionarios relacionados

Intendente
5° Sección, Tandil
Gobernador
Buenos Aires
Jefe de Gabinete de Ministros
Buenos Aires