21/02/2020 08:28 Hs.
Otro caso Fernando: Falleció Brian tras ser atacado por una patota en Florencio Varela

El joven de 23 años murió este jueves. Había sido salvajemente atacado el 6 de diciembre por una patota cerca de un club. Su padre lo reconoció gracias a un tatuaje, ya que su rostro estaba completamente desfigurado. Su familia había denunciado "abandono" del Hospital Mi Pueblo tras ser hallado con queresa de moscas en la boca. Por el caso hay varios detenidos. 

A- A A+

Brian Figueredo, el joven que se encontraba desde el 6 de diciembre internado en estado critico tras ser víctima del salvaje ataque de una patota que lo golpeó mientras transitaba por inmediaciones del Club "Diamante" de barrio Chacabuco en Florencio Varela, finalmente falleció en las primeras horas de este jueves.

El último lunes, sus familiares habían encabezado varias marchas en las puertas del Hospital Mi Pueblo, la Fiscalía Desentralizada y la Municipalidad que gestiona el Intendente Andrés Watson, donde denunciaron que lo habían hallado con queresa de moscas en la boca mientras estaba internado en el nosocomio de Villa Vatteone.

"Acá me lo están matando. Cuando vine a verlo lo encontré con queresa de moscas en la boca, en un total estado de abandono", había remarcado Javier Figueredo, padre de la víctima, en un desesperado pedido de traslado al Hospital El Cruce. "Mí hijo es un ser humano y tiene el derecho de ser atendido bien en un hospital", clamó. 

El caso de Brian tiene similitudes al de Fernando, el joven muerto a golpes en Villa Gesell por los rugbiers, lo que los diferencia es que los medios nacionales no lo han visibilizado.El joven fue blanco de una banda integrada por una docena de personas que lo atacó brutalmente en la puerta del Club "El Diamante", ubicado en barrio Chacabuco.

Según informó el medio DataJudicial, luego del violento ataque, un patrullero que pasaba por la zona alertó al 911 y convocó a una ambulancia que lo trasladó de urgencia hasta al Hospital Mi Pueblo, donde el padre del joven lo tuvo que reconocer por un tatuaje, ya que la víctima estaba completamente desfigurada por los golpes.

El joven de 23 años falleció en la madrugada del jueves 20, algunas horas después de que autorizaran su traslado al Hospital Iriarte de Quilmes que nunca llegó a concretarse. La causa que terminó con su muerte 2 meses y medio después está siendo investigada por la fiscal Dra. Maiola, y en la cual ya hay algunos detenidos. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.