24/01/2010 12:14 Hs.
Concejales radicales "se preocupan" por el dengue en Bragado

El  Bloque de Concejales radicales expresó su preocupación por la falta de “implementación de medidas preventivas para el dengue”.Todo sirve para hacer campaña.

A- A A+

Luego de la confirmación del primer caso de dengue autóctono en la provincia de Buenos Aires crece la preocupación en todos los municipios. Mientras el oficialismo busca ocultar datos y desmentir la realidad, la oposición dice que trata de concientizar a la población y tomar medidas sobre el caso como si la enfermedad que transmite el mosquito tuviese filiación partidaria.

Esta semana los pedidos de explicaciones e informes se multiplican en cada rincón de las ciudades. El argumento es sólido y los ediles aprovechan para estrenar bancas y cobrar repercución pública.

En el caso de Bragado, el Bloque de Concejales de la Unión Cívica Radical de la ciudad de Bragado el reclamo apunta a la falta de tareas de prevención especialmente en los floreros y estanques del cementerio. Suena absurdo para una ciudad que por su dimensión poblacional puede en menos de un día resolver con una campaña de descacharrización incluyendo a sus vecinos concejales. El pedido de informes lleva más tiempo que la reproducción del aedes en los estanques.

Lejos de mover un dedo enviaron una carta firmada por el titular del bloque, el edil Dr. Federico González al Subdirector del Cementerio Municipal Gustavo Scarcelli con copia a la Directora de Atención Primaria de Salud, Dra. Liliana Ávalos. A continuación el texto de la nota:

 

"Me dirijo a usted, en mi carácter de presidente del Bloque Concejales de la Unión Cívica Radical de Bragado, a fin de manifestar nuestra preocupación y alerta por la ausencia de implementación de las medidas preventivas para el dengue, tales como la clausura de canillas y erradicación de floreros con depósito de agua.

Tales medidas fueron anunciadas por usted públicamente hace tres meses aproximadamente. Concejales de este bloque se han acercado al Cementerio de la ciudad cabecera y han constatado la existencia de floreros y las canillas habilitadas para la provisión de agua".

Todo un dispendio de tiempo y recursos que se soluciona vaciando los floreros mientras el pueblo de Bragado lee esta nota.