02/07/2020 11:02 Hs.
ENTREVISTAS EN LN1
Salud mental en Pandemia: "Los adultos mayores necesitan sentirse escuchados", aseguró neuropsicóloga del Fleni

En dialogó con Lucia Crivelli abordamos las consecuencias del aislamiento en la salud mental. Cuáles son las etapas psicológicas que transita la sociedad en el encierro, qué les pasa a los adultos mayores y cómo ayudarlos, porqué las mujeres sufren más somatizaciones que los hombres, qué hacer con la incertidumbre de no saber cuándo termina la pandemia y los síntomas post coronavirus.

 

A- A A+

Por Ramiro Pablo Gómez

El aislamiento preventivo superó los 100 días en el área metropolitana bonaerense y la salud mental de la sociedad sufre las consecuencias. Lucia Crivelli es Psicóloga con doctorado en Neuropsicología y desde ese campo del saber comparó las etapas de un “duelo” con lo que genera el encierro, marcó la diferencia entre los padecimientos de mujeres y hombres, aconsejó cómo ayudar a los adultos mayores, abordó la incertidumbre y anticipó síntomas post pandemia.

- ¿Cómo afecta el aislamiento a la salud mental?

En Fleni y el instituto IFIBYNE del CONICET hicimos una investigación sobre la población general de la Argentina. Evaluamos a 4 mil personas durante la segunda y tercera semana de cuarentena. Estudiamos la sintomatología psicológica de las personas en aislamiento social y encontramos muchas cosas llamativas.

Por ejemplo que la gente joven está padeciendo más la cuarentena que los ancianos. Tienen mayores trastornos de ansiedad, del sueño, depresión y consumo de alcohol que los adultos mayores. Uno pensaría que siendo población de riesgo tendrían más temor y ansiedad, sin embargo, los jóvenes están padeciendo más el abandono de las rutinas, los proyectos que no se realizan.

Las mujeres de todas las edades tienen mucha mayor sintomatología que los hombres en las somatizaciones. Las mujeres llevamos al cuerpo conflictos psicológicos con dolores estomacales, erupciones en la piel, mareos y contracturas en un 90% más que los hombres. En trastornos de ansiedad un 20% superior y en depresión mucho más.

Esto esté asociado al rol de cuidado que lo asumen más las mujeres. Además de tener su trabajo, atienden los chicos en la casa, las tareas domésticas, tratan de no perder el ingreso laboral. La mujer está muy afligida por eso.

- ¿Hay etapas psicológicas que se van transitando en aislamiento?

Hay etapas clásicas del duelo que generalmente empiezan con un periodo de negación donde cuesta aceptar lo que se está perdiendo y en esta cuarentena esto se vio claramente. Al principio la gente quería aprovechar el “tiempo libre” e intentaba ponerse al día con todo, desde el orden del placard hasta el curso de idioma. Eran como dos semanas para ponerse al día. En esa sobreactuación de la gente hubo una negación.

Después muchas personas tienen la etapa de ira donde protestan o se enojan por no creer lo que está pasando y lo que se perdió. A esto le sigue la etapa de tristeza que es un buen síntoma para hacer el verdadero duelo de lo que nos está pasando. Después viene la aceptación de las cosas nuevas que aparecen, aceptar los cambios con flexibilidad, que las cosas se pueden conseguir pero de otra manera, generar aprendizajes nuevos y salir lo mejor posible del proceso de duelo. Cuando una persona es resiliente sale con algo más. 

La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano de salir fortalecido ante una situación de crisis o pérdida. En nuestra investigación medimos resiliencia y, paradójicamente, las mujeres tienen mayor resiliencia que los hombres pero con la sobrecarga que están teniendo hoy no les alcanza.

- Los adultos mayores están en “cuarentena estricta” desde hace más de 100 días ¿Cómo les afecta en la salud general el aislamiento y el sedentarismo?

Si bien no tienen tanta sintomatología psiquiátrica se espera que tengan mucha sintomatología física porque el aislamiento genera un gran perjuicio en la salud de las personas. Hay investigaciones que indican que la mortalidad es más alta en las personas que tiene una socialización más restringida. Las personas que no están en pareja padecen muchísimo este aislamiento. Además la falta de actividad física, no tener acceso rápido a los medicamentos, no alimentarse como corresponde.

- ¿Qué pueden hacer las personas que están al “cuidado” de adultos mayores?

El lugar de cuidador es un lugar especial. Si es una persona adulta y sana tratar de mantenerse vinculado diariamente, establecer un horario fijo para entrar en contacto y mantener una conversación en directo por video conferencia o por teléfono pero no mensaje de texto. Lo que necesitan es sentirse escuchados entonces que la conversación sea lo más parecido a una interacción social real. Tratar de abastecerlos por demás si es necesario, mimarlos, mandarles un regalo o cuando se hacen pedidos de supermercado comprarles algo que no pidieron pero les encanta, tratar de que los nietos se contacten con los abuelos.

Los mayores que están enfermos, en general, están acompañados de cuidadores y la recomendación es cuidar al cuidador. Rotar entre cuidadores porque se cansan o se estresan y es muy difícil estar con una persona con alzhéimer o deterioro cognitivo.

- ¿Cómo se maneja la incertidumbre que genera no saber cuándo se termina la pandemia?

Hay un estudio publicado en 2015 que relaciona cuarentenas previas con otras enfermedades como el Ebola o Sars. La recomendación más fuerte para la salud mental en cuarentena es que bajo ningún concepto hay que extenderla más allá de lo previsto a no ser que haya razones muy graves.

Creo que nuestro país hizo lo contrario e hicieron caso omiso a esto y regularon a conveniencia. Nos van corriendo el arco todo el tiempo y eso no está bien. Sé que no tienen la bola mágica para saber que iba a durar tanto pero si saben que posiblemente se extienda y no sean quince días. Entonces darle certeza a las personas, los tranquiliza, les baja ansiedad y les permite organizar su vida de otra manera.

Veo que las medidas de salud que el gobierno está tomando no incluyen la salud mental que es también cuidarnos de la incertidumbre que general. Tampoco incluyen la perspectiva de género ya que no hay ningún anuncio sobre cómo vamos a salir mujeres de este lio. Vamos a salir muy dañadas.

- ¿El gobierno puede brindar certidumbre en este contexto?

Es muy difícil. Es mejor decirle a la gente de más que de menos pero bueno a nivel político tal vez no es conveniente o para que cumplan con las reglas tal vez no se puede. Para proteger la salud mental es mejor decir más tiempo que menos.

- ¿Pueden aparecer síntomas de esta experiencia de aislamiento social pero en la post pandemia?

Absolutamente. El síndrome de estrés post traumático está dentro de los trastornos de ansiedad y puede aparecer hasta 10 años después del hecho traumático. Nosotros estamos en una pandemia muy particular porque tenemos pocos casos y el trauma no son los muertos sino el aislamiento, la perdida y el duelo pero hay que ver cómo termina.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Fleni uno de los Centros de Investigaciones Neurológicas mas prestigiosos del país