24/02/2021 12:59 Hs.
San Pedro: Camioneros bloqueó ingreso a empresa con un micro y la Justicia intervino para que lo levanten

La fiscala María del Valle Viviani, que investiga la causa por "extorsión y pedido de coimas" llegó a la planta para garantizar que se permita a la empresa trabajar. El concejal Cabaleyro puso resistencia y advirtió que "tienen que salir a trabajar como corresponde".

A- A A+

Este martes, pasado el mediodía, la fiscala María del Valle Viviani se presentó en la empresa Rey Distribución para intervenir desde la Justicia por el bloqueo a la planta que el sindicato de Camioneros mantiene desde el lunes por la madrugada.

“Usted está obstruyendo el paso”, le dijo Viviani al concejal del Frente de Todos Maximiliano Cabaleyro y le pidió que corra el micro que impide el ingreso y salida de vehículos del depósito de la empresa.

“Usted va a generar un conflicto de intereses con los trabajadores”, le dijo Cabaleyro a Viviani y opuso resistencia para levantar el bloqueo y desalojar la zona donde se desarrolla la protesta.

“Legalmente la protesta está en el marco de un conflicto laboral que viene desarrollándose desde el 8 de enero”, dijo Cabaleyro.

Viviani instruye la causa por “extorsión y pedido de coimas” que interpuso la familia Rey contra Maximiliano Cabaleyro y Fernando Espíndola, referentes del sindicato de Cameioneros regional y local, respectivamente.

Finalmente, tras el intercambio de palabras entre Viviani, Cabaleyro y los hermanos Rey, el sindicalista accedió a mover el micro que impedía el paso en la planta.

Cabaleyro increpó a Viviani: “Usted es fiscal y debe hacer cumplir la ley, no intervenir en un conflicto laboral”. Lo hizo luego de reclamarle a la titular de la UFI 7 por la presencia de baños químicos afuera de la planta.

A raíz de las carcajadas del sindicalista, la fiscala Viviani se mostró molesta y la familia Rey también, lo que provocó un momento de tensión en medio del conflicto.

El personal policial que acompañó a la representante del Ministerio Público Fiscal procedió a identificar a todos los presentes, que no querían hacerlo, mientras el sindicalista Fernando Espíndola se encargó de mover el micro que bloqueaba el acceso al depósito.

“Por el momento no voy a dar declaraciones”, dijo Viviani a LaNoticia1.com mientras procuraba que los sindicalistas quitaran un automóvil de la calle porque quedó en una zona en la que, entre el micro, tampoco permitía el paso de vehículos hacia la planta de Rey Distribución.

“Cuando quieran mover un camión con gente que no esta habilitada no los vamos a dejar”, dijo Cabaleyro y se quejó ante Viviani: “Usted es muy imparcial, debería actuar de oficio con ese baño químico en la vereda, con el olor que genera con 30 grados de calor”.

Cableyro se sentó en una reposera en el medio de la calle, donde quedó un espacio muy reducido para el paso de vehículos, entre automóviles y camionetas ubicadas en la calzada, de manera tal que un camión no podría circular para entrar o salir de la empresa, por lo que a pesar de que movieron el micro la planta continuó bloqueada hasta alrededor de las 13.30.

A esa hora, ante la presencia de la grúa municipal que fue a constatar si había autos mal estacionados, recién liberaron, aunque de todas maneras no permitían la salida de camiones por “falta de documentación habilitante”.

“Para mi parecer, muy arbitrario lo que está haciendo la fiscal, generando un conflicto entre trabajadores. Los choferes que están habilitados para conducir camiones de carga no están trabajando y van a salir con trabajadores que no están habilitados, y está ese baño químico ahí afuera, podría actuar de oficio”, dijo Cabaleyro.

“Intentan desvirtuar el reclamo de los trabajadores. Este es un conflicto laboral que se soluciona llevando respuestas a los trabajadores”, aseguró el sindicalista. “Me quieren echar la culpa a mí, pero acá hay trabajadores en negro”, sostuvo.

“La fiscal debe tener una muy buena relación con el sindicato de Comercio, que tiene trabajadores que deben sufrir estas cosas”, señaló el sindicalista de Camioneros.

“Lo que pasa en el galpón de Lucio Mansila ya pasa a ser trata: ni agua corriente tienen los trabajadores. El Consejo Escolar pasa a ser cómplice. El intendente municipal, que fue sindicalista y parece que se olvidó de sus raíces, no manda a Bromatología a inspeccionar acá”, disparó Cabaleyro.

“No me explico por qué la fiscal no hace cumplir la ley. Para mover un camión tiene que haber un trabajador dado de alta, registrado, y tiene que tener el permiso habilitante para manejar este tipo de vehículos”, agregó.

Consultado sobre la denuncia por “extorsión y pedido de coimas”, Cabaleyro respondió: “Desde el primer momento yo sólo tengo la notificación de que fui denunciado, no me citaron a declarar ni me imputaron. Yo me puse a derecho, pero esos son artilugios para evitar cumplir con los derechos de los trabajadores”.

“Que la denuncia penal siga su curso. Cuando esto se caiga ya haremos las denuncias por falso testimonio”, dijo. También respondió sobre el micro tipo motorhome con el que bloquearon el acceso a la planta: “Es nuestro, del sindicato, lo teníamos acá”, dijo.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La fiscal María del Valle intervino en el conflicto