27/01/2020 17:44 Hs.
Senador y Diputado se cruzaron por el aumento de la pobreza y la responsabilidad del “campo”

Se trata de Francisco Durañoña del Frente de Todos versus Luciano Bugallo y Pablo Torello de Juntos por el Cambio. Los dos últimos defienden a los sectores agropecuarios que se oponen a la suba de retenciones y promueven el modelo de desarrollo agroexportador como motor de crecimiento. Durañoña cuestionó al "campo" como productor de riqueza en beneficio de las mayorías y a la teoría del derrame económico.

A- A A+

El debate se dio entre el Senador provincial del Frente de Todos, Francisco Durañoña, y el Diputado por Buenos Aires de Juntos por el Cambio, Luciano Bugallo. El contrapunto tiene que ver con el modelo de país vinculado a un modelo agroexportador y su impacto positivo o negativo sobre la sociedad argentina.

La cuestión comenzó cuando “Paco” Durañoño y el Diputado Nacional de Cambiemos, Pablo Torello tuvieron un cruce tuitero en torno a la producción agropecuaria. El legislador de Cambiemos aseguraba que no habia que “tocar” al sector agropecuario por ser generador de divisas mientras que Durañoña señalaba que el crecimiento de ese sector no iba a la par del progreso social.

“La producción de alimentos y la generación de divisas es más que obvio que están en las manos adecuadas. Cosecha record y aumentos de expo. No toquen lo que funciona”, reclamaba Torello

Durañoña le respondio lo siguiente: “Cosechas record y aumento de expo en el modelo argentino van de la mano con aumento de la pobreza y mala alimentación. Entonces no producimos alimentos para las familias argentinas sino para cerdos de China. El rol del Estado deviene fundamental. El derrame fue un fracaso”

La teoría del derrame se ilustra con una copa que se llenaría en determinado momento y empiezaría a derramar de arriba hacia abajo. Básicamente supone que los sectores más concentrados de la economía deberían tener las menores restricciones o cargas impositivas posibles para producir más y cuando dicha producción derrame, los sectores que vienen por debajo se verían favorecidos.

El dirigente Torelli defiende a los sectores del campo que se oponen a la suba de retenciones como la Sociedad Rural, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) y la Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). En tanto, los sectores vinculados a la Federación Agraria se muestran cercanos al gobierno del Frente de Todos y no apoyan las movilizaciones definidas como “Tractorazo”.

El que intervino a posterior fue Luciano Bugallo, dirigente vinculado a los mismos sectores y “mundo de ideas” que Torello. El dirigente le dijo “cara de piedra” a Durañoña y argumentó con números:

“El campo argentino produce alimentos para 400 millones de personas. El Estado se queda, vía impuestos, con el 60% de la renta agraria, por ende, con la comida de 250 millones de personas. ¿Y la culpa de la pobreza y hambre es del campo Duranona?”, dijo Bugallo.

El contraataque del Senador del Frente de Todos también cerró con cifras. “Entonces devuelvan la comida de 1.000 millones de personas que se quedaron los 4 años que les tocó gobernar”.

 

 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Un debate vinculado al modelo de desarrollo

Funcionarios relacionados

Senador Provincial
2° Sección, San Antonio de Areco
Diputado Provincial
1° Sección
Diputado Nacional
El País, Buenos Aires